Desempeño Óptimo para el Atleta Elite

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on print
Print
Alberto Álvarez

Alberto Álvarez

Los atletas de élite competitivos y los entrenadores deportivos saben que los cambios sutiles en el pH pueden tener un profundo efecto en la salud en general, la sensación de bienestar, nivel de fatiga, dolor, peso, capacidad de entrenamiento y rendimiento atlético.

Los músculos funcionan mejor en un rango estrecho de pH. En reposo, el pH muscular es de aproximadamente 6.9 mientras que la sangre
arterial es de aproximadamente 7.4.

Cuando hacemos ejercicio anaeróbico, quemamos carbohidratos almacenados en el músculo (glucógeno) para obtener energía, que produce ácido láctico, ácido pirúvico y CO2, que a su vez disminuye el pH muscular.

Cuanto más se ejercita, más rápido se acidifican sus músculos, lo que lleva a la fatiga. La acumulación de ácido también limita la producción de ATP, la molécula de energía, y altera la actividad de la enzima que produce energía.

Cuando el pH muscular cae por debajo de 6.5, deja de funcionar por completo.

La acidez también reduce la potencia muscular directamente al inhibir la acción contráctil de las fibras musculares.

Alcalinidad y Desempeño Deportivo

El pH de su cuerpo determina gran parte de lo que sucede dentro de la célula y en el fluido extracelular conocido como sistema linfático.

Por lo tanto, el dolor muscular de aparición tardía (Delayed Onset Muscle Soreness -DOMS-) tiene mucho que ver con el cambio en los niveles de pH dentro y fuera de la célula.

Por supuesto, cuando el ácido láctico se acumula tanto que el pH de la célula cambia, las transmisiones eléctricas se ralentizan y no se obtiene el mismo tipo de conexión.

Muchos atletas experimentan esto como “golpear la pared” o como una caída en el rendimiento real.

Observa a un velocista, por ejemplo, en una final de 100 metros, su velocidad alcanzará un pico entre los 60 y 70 metros.

En ese punto, se está ejercitando en un estado anaeróbico (sin suficiente oxígeno que llegue a los músculos y producir energía aeróbicamente).

En el estado anaeróbico, los carbohidratos almacenados (glucógeno) en los músculos se queman, produciendo tanto ácido láctico que sus músculos no funcionan con la misma eficacia. El no puede ir más allá a esa velocidad máxima.

Lo mismo ocurre con un corredor de fondo. Si se adentra demasiado en la fase anaeróbica, sus músculos comienzan a quemar carbohidratos almacenados, lo que produce más ácido láctico y su rendimiento comienza a disminuir.

Es importante entrenar, comer la comida adecuada de pre-competencia y beber los líquidos correctos para mantener un equilibrio adecuado durante el evento, y para eliminar de manera eficiente el ácido láctico del sistema después del evento.

Lo bien que el cuerpo de un atleta maneja el ácido láctico determina qué tan rápido pueden volver a entrenar y competir nuevamente.

Dado el tipo de carga de entrenamiento que necesitas realizar para lograr tu objetivo, ya seas atleta de fin de semana, atleta aficionado o atleta profesional, el tiempo de recuperación es muy importante.

Algunos atletas recurren al uso de esteroides anabólicos o medicamentos para mejorar su tiempo de recuperación, de modo que puedan entrenar más duro, con mayor frecuencia y obtener mejores
resultados.

Eso es lo que el agua ionizada reestructurada le permite
hacer de manera natural!

La mayoría de los atletas están cerrados en un patrón dietético que genera ácidos. No consumen suficientes alimentos alcalinos ricos en minerales, como nueces, frutas y verduras.

En cambio, sus dietas contienen grandes cantidades de alimentos que forman ácidos como: carne, pescado, aves, huevos y lácteos, barras energéticas con alto contenido de fructosa, energía ácida y bebidas deportivas.

Debido a este desequilibrio dietético, pueden estar en riesgo de aumento de la acidosis que afecta la salud general y el rendimiento deportivo. Dado que las hidrataciones adecuadas también son un factor clave para prevenir la fatiga del ejercicio, consumir agua ionizada reestructurada antes, durante y después del ejercicio puede mejorar la hidratación y ayudar a equilibrar la acidez.

Otros artículos para explorar

Deja un comentario